Mejor-Bicicleta-Estatica.jpg

Todos los que somos amantes de las bicicletas, o simplemente adoramos un buen paseo en bici de vez en cuando, hemos vivido días lluviosos que no nos dejan salir o simplemente momentos en los que nos vence el cansancio o la falta de tiempo y preferimos no salir de casa con la bici y evitar el jaleo que eso conlleva.

Para nosotros, tener la mejor bicicleta estática en casa es una manera de asegurarnos esa dosis de actividad física diaria de bajo impacto para las articulaciones y esa dulce sensación de ir en bici, que no se compara con nada.

¿Qué es una bicicleta estática?

bicicleta estática

Se trata de un tipo de bicicleta con la que casi todos estamos ya familiarizados, ya que seguramente algún amigo o familiar tenía una en casa para ejercitarse, o bien has ido a un gimnasio donde tenían este tipo de bicicletas. Estas bicicletas se usan como una normal, pedaleando y haciendo girar una rueda, solo que, en este caso, la bicicleta se queda estática en el mismo sitio, no se mueve. En este sentido, es como usar una bicicleta en condiciones normales, pero sin tener que salir de casa.

Por eso también son conocidas como bicicletas de ejercicio o de spinning, ya que son muy utilizadas en esta modalidad de actividad física.

El tema es que en una bici estática no tienes la resistencia del terreno o del movimiento en sí, ya que se está quedando siempre en el mismo sitio. Para lograr esta resistencia y darte una sensación similar a la que puedes tener con una bici normal, están diseñadas para que tengas que ejercer mayor presión en los pedales y así lograr que la rueda suspendida gire.

Ahora bien, si eres un entendido de la actividad física, te interesará saber que es posible variar este nivel de resistencia con el fin de hacer ejercicio a diferentes intensidades y hacer tus rutinas más efectivas. Así podrás ir aumentando la resistencia de la bici a medida que tú mejoras tu propia resistencia física y variar la intensidad para hacer intervalos más potentes, alternarlos con otros más suaves y así lograr mejores resultados. De hecho, en los niveles más altos puedes incluso trabajar abdominales y cardio a la vez.

La historia de la bicicleta estática

Mejor-Bicicleta-Estatica.jpg

Para entender un poco la historia de estas bicicletas que revolucionaron el mundo del ejercicio y la actividad física, tenemos que irnos hasta el siglo XVIII. En aquel entonces, la Ortopedia era bastante popular en Europa desde que Nicolas Andry la hubiese inventado como ciencia en 1741, tanto así que la gente se comenzaba a interesar muchísimo en la terapia física y todo lo que la envolvía en aquel entonces.

Pues en 1796, Francis Lowndes patentó un invento llamado el Gymnasticon. Esta máquina funcionaba con dos ruedas conectadas a barras de madera que el usuario hacía girar usando sus manos y unos pedales largos que presionaba con los pies. En realidad, se parecía bastante a las bicicletas elípticas modernas en cuanto a la mecánica y funcionamiento, por eso se suele considerar la precursora de las actuales bicicletas estáticas.

El tema es que tenía bastantes aspectos negativos, comenzando por el respaldo, que no era más que una simple barra de madera sobre la cual debía apoyarse el usuario. Está de más decir que era realmente incómoda. Aparte de eso, era un aparato inmenso- más alto que una persona de estatura promedio- y muy pesado, lo cual dificultaba su movilidad.

De todas formas, esto no evitó que se hiciera ampliamente popular. El Gymnasticon dejó de ser una máquina hecha para la rehabilitación de personas con algún tipo de enfermedad o discapacidad, para ser utilizada como un método novedoso de ejercicio. De hecho, muchas personas que tenían trabajos sedentarios utilizaban esta máquina para realizar algo de actividad física.

Usos de la bicicleta estática

Bicicletas-Estaticas

  • Para ejercicio y rehabilitación

Actualmente, las bicicletas estáticas poseen muchos usos variados. No obstante, siguen manteniendo el uso principalmente de máquina dedicada al ejercicio y también a la rehabilitación y fortalecimiento de tejidos musculares, articulaciones y huesos. De hecho, se recomienda mucho su uso para la pérdida de peso, realizar entrenamientos previos a competencias y eventos de ciclismo y para mejorar nuestro estado físico en general.

El tema es que la bicicleta estática es muy beneficiosa para quienes sufren de sobrepeso o condiciones parecidas, ya que se trata de un ejercicio de poco estrés para las articulaciones, es de bajo impacto y además sirve como ejercicio cardiovascular que ayuda a mejorar la resistencia y capacidad del usuario. Ahora bien, se cree que su uso prolongado puede tener efectos negativos sobre las funciones sexuales, como también sucede con el uso de las bicicletas tradicionales debido a la presión prolongada que se ejerce sobre los genitales.

  • Para mediciones físicas

Este tipo de bicicleta también es empleada para hacer mediciones físicas de la capacidad, fortaleza y condición general de un usuario. Se utiliza colocando sensores en el aparato que miden tanto la resistencia de la bicicleta, como la fuerza que es capaz de ejercer el atleta. Cabe destacar que la mayoría de bicicletas estáticas del mercado actual tienen este tipo de sensores y pantallas que muestran mediciones.

Esta utilidad se aplica también a un área un poco más sorprendente, la de la exploración espacial. Es que en lugares como la Estación Espacial Internacional se utiliza un modelo de bicicleta estática que permite medir la condición física de los astronautas y evitar el deterioro cardiovascular que se genera en esos ambientes de microgravedad.

Lo que debe tener una buena bicicleta estática

escoger una buena

Una vez que nos hemos decidido a comprar un producto, es muy fácil dejarnos llevar y salir a comprar el primero que se nos cruza. En el caso de las bicicletas estáticas, a veces estamos tan desesperados por perder peso rápidamente que nos vemos tentados a llevarnos una lo más rápido posible, obviando modelos con una mejor relación calidad precio o que simplemente tienen funciones más completas.

Por eso es fundamental que sepas acerca de todas las partes que conforman una bicicleta estática. Desde el módulo de control hasta los pedales, cada componente tendrá un efecto sobre la sensación final, calidad y complejidad de las rutinas que puedas hacer.

Módulo de control

Esta parte a veces es pasada por alto por muchos usuarios, pero la verdad es que al momento de hacer tu selección es importante que mires bien este aspecto, ya que el módulo de control es una de esas partes que influye directamente en lo variada, entretenida y compleja que puedan ser tus rutinas de ejercicio.

En las bicicletas estáticas menos costosas es normal que solo tengas una pantalla LCD para ver la distancia recorrida, calorías quemadas y ajuste actual, así como algunos botones para modificar la resistencia y niveles de la máquina, pero sin mucho más que poder ajustar. Para usuarios no tan especializados, que no necesitan estadísticas muy completas o exactas, este tipo de bicicleta hará el trabajo de manera perfecta.

Sin embargo, para quienes buscan algo un poco más completo como los amantes de la vida fitness, atletas amateurs o de competición, es importante tener un poco más de control sobre el aparato y nivel de variación de los ejercicios. En este sentido, los modelos de gama alta suelen tener pantallas digitales más grandes con botones táctiles y que permiten hacer mayores variaciones en la resistencia y complejidad de los ejercicios.

Muchas también incluyen programas de entrenamiento con rutinas pregrabadas y además graban gran cantidad de estadísticas para que nunca pierdas de vista tu progreso y hagas los ajustes necesarios a tiempo. De hecho, también son capaces de medir tu frecuencia cardiaca o hasta tienen resistencias magnéticas más complejas.

El sillín

Point 11155701 Endzone Inno-Ride

Es básicamente como un sillín estándar de esos que suelen venir en las bicicletas tradicionales. De normal, llevan una perilla para hacer ajustes de altura y ángulo. Más allá de eso, funciona como cualquier otro sillín tradicional.

Cabe destacar que, sobre todo en los modelos más asequibles, algunos sillines pueden ser un poco incómodos. En estos casos, es importante que mires si puedes reemplazar dicho sillín por otro más cómodo o simplemente comprar almohadillas de gel para colocar encima y hacer la experiencia todavía más cómoda.

Pedales

Al igual que el sillín, es otra pieza que no varía demasiado en comparación con las bicicletas tradicionales. Simplemente son los pedales con los que haces mover los engranajes y la o las ruedas de la bicicleta estática.

Lo que sí merece la pena saber es que estos pedales suelen venir con una correa de sujeción, la cual permite llevar el pie bien ajustado al pedal en todo momento, evitando que se te salga el pie y pierdas el control de la máquina. De normal vienen con cinta velcro, para un ajuste fácil y rápido.

La rueda

Es aquí donde obviamente se nota la mayor diferencia en relación con las bicicletas tradicionales. En las bicicletas estáticas tienes una rueda de inercia que normalmente está resguardada dentro del cuerpo de la bici y no tiene contacto con el suelo. Simplemente es una rueda que vas haciendo girar a través de los pedales y engranajes y que posee una resistencia. Esa resistencia es la que hablábamos antes, que ayuda a que el ejercicio se parezca al realizado con una bicicleta tradicional, generando un esfuerzo constante.

Dicha resistencia se puede ajustar en la mayoría de bicicletas a través de su módulo o panel de control, para conseguir ejercicios más suaves o más intensos.

El manillar

En las bicis estáticas rectas, reclinadas o bicis de spinning, el manillar es fijo, así que no se mueve de adelante hacia atrás como sí sucede con las bicicletas elípticas. Su función es proveer el soporte y equilibrio necesarios para hacer el ejercicio.

Ahora bien, ya que normalmente las usarás por un buen rato, es importante que vengan con buen acolchado para evitar que las manos se resientan por hacer presión durante tanto tiempo seguido. Cabe acotar que algunos modelos incluyen monitores del ritmo cardiaco en el manillar, es solo cuestión de sujetarlos firmemente y el aparato te mostrará tus pulsaciones durante el ejercicio para llevar un control preciso de la rutina.

El cuerpo de la bici

En el caso de las bicicletas estáticas, el cuerpo de la bici y la mayoría de partes en movimiento deberían estar totalmente cerrados, a diferencia de las bicis tradicionales donde los componentes están siempre a la vista. El tema es que las estáticas se utilizan siempre en casa, por lo que es posible que un niño o mascota curiosa pueda intentar tocar el cuerpo de la bici cuando la estás usando, pudiendo incrustar sus dedos en los engranajes y causar graves accidentes. Con un cuerpo cerrado evitas estos peligros.

Por otra parte, la mayoría de marcas suelen emplear materiales plásticos de alta durabilidad, mientras que otras utilizan metales. En términos de calidad y durabilidad, claramente los modelos con cuerpo de metal te darán más garantías y seguramente aguantarán más años de uso, solo que siempre van a resultar en bicicletas más pesadas.

Estabilizadores

Los estabilizadores son las bases o patas de una bicicleta estática que ayudan a mantenerla siempre en su posición y evitar que te vayas de lado y te caigas. En la mayoría de modelos son dos barras horizontales ubicadas en la parte frontal y trasera de la bicicleta y proveen todo el soporte necesario.

En este punto, es importante también que leas bien la descripción del producto y te asegures de escoger una que pueda resistir tu peso, normalmente indicado como el peso máximo. Recuerda, si eliges alguna con menor capacidad, podrías terminar dañando el aparato y, peor aún, haciéndote daño.

Los medidores

Esto guarda bastante relación con el módulo de control, ya que es parte de la electrónica y componentes internos que hacen que tu bicicleta estática pueda leer datos importantes como el ritmo cardiaco, distancia, velocidad, grabar intervalos de tiempo y calcular estadísticas de tus entrenamientos, etc.

Hoy en día, la mayoría de bicicletas te dan las lecturas más importantes como calorías quemadas, distancia recorrida, velocidad, pero también incorporan los medidores del ritmo cardiaco. Ahora bien, las de gama más alta incluyen otras funciones muy interesantes como asistentes virtuales que te ayudan a mantenerte motivado durante todas tus rutinas.

Si nos vamos un poco más allá, también hay bicicletas muy avanzadas que incluyen una pantalla de mayor tamaño o que se pueden conectar a un monitor o TV, y sistemas de realidad aumentada que te dan ambientación mientras pedaleas. Es decir, puedes escoger una ambientación de montaña y verte en la pantalla pedaleando por rutas increíbles o hasta en pistas de ciudad. Y no solo recrean la imagen y ambientación, sino que también logran dar la sensación de esos terrenos, modificando la resistencia, inclinación y sensaciones de la bicicleta mientras vas avanzando por este mapa virtual.

Pero bien, si nos quedamos en lo fundamental, te recomiendo que la bicicleta estática que escojas incluya los medidores básicos que te comentaba al principio y el de ritmo cardiaco. Sobre todo si planeas mantenerte dentro de un presupuesto no tan elevado.

Seguridad

Clase-de-Spinning

Muchas personas tienden a creer que las bicicletas estáticas no pueden ocasionar peligros si se utilizan de manera errónea o no se guardan en los lugares adecuados. Después de todo, es una bicicleta, ¿qué tanto daño puede hacer?

El tema es que tienen partes móviles y pesadas que pueden significar un peligro, sobre todo para niños o mascotas que se acerquen a esta máquina con curiosidad y la pueda tumbar si no está bien asegurada o la pongan en marcha por accidente. Por eso siempre recomendamos asegurarla correctamente al suelo, mantenerla lejos del alcance de niños y mascotas y, todavía más importante, usarla en un espacio controlado, sin niños o mascotas alrededor.

De resto, fíjate que los pedales vengan con correa de sujeción y sean antideslizantes. Además, evita pedalear descontroladamente y a velocidades que todavía no puedas manejar.

Las Mejores Bicicletas Estáticas del 2020

1. Bicicleta estática Diadora DB-SMARTY

Diadora

Comenzamos nuestra comparativa con una bicicleta estática de lo más compacta y cómoda para utilizar y guardar en prácticamente cualquier sitio en casa. Es que se trata de una bicicleta estática plegable, con lo que puede pasar de estar en uso a plegarla y guardarla en cualquier momento sin problema alguno.

Ahora bien, esto no quiere decir que sea de menor calidad o endeble, ya que es un modelo bastante robusto y estable dentro de su categoría, con par de estabilizadores amplios y recubiertos para evitar deslizamientos y desplazamientos indeseados. Además de esto, es capaz de soportar un peso máximo de hasta 100 kg.

Aparte de esto, la bici cuenta con unos 8 niveles de resistencia ajustables que te permiten variar las intensidades del ejercicio y lograr los resultados que buscas. También incluye un volante de inercia de 5 kg y una pantalla LCD que funciona con pilas AA y te da lecturas de velocidad, distancia recorrida, tiempo, calorías y hasta el ritmo cardiaco. Es que este aparato también incluye sensores de la frecuencia cardiaca en el manillar.

A su vez, permite ajustar la altura del sillín de 73 a 85 cm y la inclinación del manillar.


2. Bicicleta estática Sportstech ESX500

escoger una buena

Una de las primeras cosas que llama la atención sobre esta bicicleta estática es su capacidad para conectar con televisores, tablets y otros dispositivos y así disfrutar de sus novedosas funciones de eventos en vivo, coaching y modo multijugador. Es que utiliza la plataforma Kinomap que te da una experiencia inmersiva, crea ambientes a través del video y te permite entrenar con condiciones muy realistas, evocando las sensaciones y terrenos de diferentes ambientes.

A través de esta plataforma también puedes competir con otros usuarios, registrar tus datos, exportarlos a otras plataformas y compartirlos. Está genial para poder estudiar tu progreso y hasta para compartir resultados con tu entrenador y tener consultorías completas.

Asimismo, cuenta con 12 programas de entrenamiento diferentes, y todo esto lo puedes manejar y visualizar a través de su pantalla digital de 5 pulgadas que puedes configurar hasta con 4 perfiles de usuario diferentes.

En cuanto a las medidas, puedes ajustar tanto la altura del manillar como la del sillín y también es posible desplazar este último en horizontal. Por su parte, los pedales son antideslizantes e incluyen correa ajustable, tiene 16 niveles de resistencia y funciona con transmisión por correa, así que el mantenimiento es mínimo.


3. Bicicleta estática Ultrasport F-Bike 150

3 Ultrasport F-Bike 150

Este modelo de bicicleta estática es plegable, lo cual ya supone una gran conveniencia en términos de ahorro de espacio y comodidad en casa. De hecho, al plegarla puede guardarse en espacios de apenas 30 cm de ancho y 142 cm de altura. También resulta bastante segura y robusta, ya que tiene una capacidad de peso máximo de 100 kg. Aparte de esto, su peso es muy ligero, llegando apenas a los 16 kg en total.

Sobre su funcionamiento, cuenta hasta con 8 niveles de resistencia que te permiten variar la intensidad del entrenamiento con mucha facilidad. Al mismo tiempo, incluye una pantalla LCD capaz de mostrarte información vital como las calorías quemadas, distancia recorrida, velocidad y tiempo. Pero también tiene un as bajo la manga, ya que incluye sensores de ritmo cardiaco en los manillares.

Su pantalla LCD funciona con 2 pilas y además permite regular la altura del asiento en un rango de 78 a 86 cm. Incluye dos bases de 45 cm de largo que mantienen la bicicleta segura y estable, así como par de pedales antideslizantes y muy silenciosos, y con correas ajustables para evitar perder el control de los mismos.


4. Bicicleta estática Profun

Profun

Esta bicicleta destaca por su diseño de bicicleta reclinada, ya que cuenta con un asiento con respaldo y pedales totalmente hacia la parte frontal. Gracias a esto, resulta en una máquina muy recomendada para personas un poco más avanzadas de edad, con sobrepeso, con dificultades para la movilidad y que simplemente buscan un ejercicio más suave que las típicas bicicletas de spinning que vemos en los gimnasios o las estáticas rectas de toda la vida.

Tiene un total de 10 niveles de resistencia que te permiten ajustar gradualmente la intensidad de los ejercicios y mejorar la eficacia de tus entrenamientos. Al mismo tiempo, el sistema de resistencia magnética permite un movimiento muy silencioso, por lo que no tendrás que aguantar fuertes ruidos cada vez que utilizadas la bicicleta.

Al igual que otros modelos, también es plegable y permite configurar la altura del sillín para ajustarse a tus preferencias y necesidades de entrenamiento, además de que puede soportar un peso máximo de 150 kg. Su pantalla multifuncional puede mostrar información como el tiempo de ejercicio, pulso cardiaco, velocidad, tiempo y total de calorías quemadas e incluye un disco rotativo para trabajar la cintura, abdomen y cintura.


5. Ultrasport F-Bike 350B

Ultrasport F-Bike

Escoge entre sus 8 niveles de resistencia para variar tus rutinas cómodamente y sin dañar tus músculos por saltos bruscos en la intensidad. De este modo, podrá acompañarte desde que empiezas a utilizarla y familiarizarte con la actividad física, hasta que consigues un nivel de resistencia física y capacidad para alcanzar los niveles más altos. Es una máquina bastante completa.

Un detalle que destaca mucho es que cuenta con espaldar, el cual puedes regular en altura para poder sentarte cómodamente y utilizar la bicicleta sin problema alguno. De igual forma, el sillín también es ajustable en altura y la bici puede soportar un máximo de 110 kg de peso. Cabe destacar que es bastante acolchado y cómodo.

En cuanto a la pantalla integrada, esta es capaz de mostrar toda la información importante, como el tiempo transcurrido, la velocidad, calorías quemadas, distancia recorrida y el pulso cardiaco. Es que cuenta con par de sensores en sus manillares que te permiten llevar control siempre de tu frecuencia cardiaca.

A su vez, se puede plegar, por lo que reduce su ancho de 96 cm a tan solo 51 cm, siendo posible guardarla en rincones bastante reducidos. Tiene resistencia magnética.


6. Bicicleta estática Gridinlux

6 Gridinlux

Esta es la primera bicicleta de spinning de nuestra comparativa, que destaca por su alta calidad y diseño pensado para el alto rendimiento. Empezamos con el sistema interno, que cuenta con un volante de inercia de 8 kg con sistema Perfect Balance, el cual garantiza un funcionamiento silencioso y totalmente eficiente. A su vez, le ayuda el sistema interno con transmisión fluida gracias a un sistema de rodamientos especial.

Además, la resistencia es 100% variable y ajustable, con lo que podrás lograr el entrenamiento exacto que deseas. De igual forma, utiliza pedales de aluminio con agarre perfecto y una correa ajustable que garantiza la sujeción total de los pies para evitar que pierdas el control de la máquina.

Del mismo modo, la pantalla LCD puede mostrarte todos los datos necesarios como la distancia total recorrida, las calorías quemadas, velocidad y la frecuencia cardiaca, la cual puede medir gracias a los sensores ubicados en los manillares.

Por su parte, el sillín, el cual es super acolchado y cómodo, ya que cuenta con el sistema Air Soft que garantiza un acolchado duradero. También es regulable en 6 alturas diferentes y viene con doble cosido para ofrecerte una mayor durabilidad.


7. Bicicleta estática Profun

Profun Bicicleta Estática de Spinning

Algo destacable sobre esta bicicleta estática de spinning es que cuenta con una resistencia ajustable con un máximo de 20 kg, la cual puedes regular fácilmente al girar la perilla. De esta manera es posible variar el entrenamiento con mucha facilidad y poder ejercitarte a diferentes intensidades sin problema alguno. Los materiales son de la mayor calidad posible, con una estructura muy robusta y una transmisión por correas que resulta suave, silenciosa y muy eficiente. De hecho, tampoco necesita mucho mantenimiento.

De igual manera, el asiento es muy acolchado y se puede ajustar en altura muy fácilmente para que puedas ejercitarte con comodidad y evitar el cansancio o molestias por una mala postura. Aparte de esto, es capaz de soportar un peso total de 130 kg sin perder estabilidad y seguridad alguna gracias a sus barras de estabilización amplias y robustas, ubicadas en la parte frontal y trasera de la bici.

Su pantalla LED muestra información importante como la velocidad actual, la distancia recorrida, el tiempo y las calorías quemadas. A su vez, los pedales son totalmente ajustables y antideslizantes, con lo que siempre estarás seguro cuando usas la bicicleta estática.

Lamentablemente no tiene sensores de ritmo cardiaco,


8. Bicicleta estática Maketec JTB615

Maketec Bicicleta Spinning

Disfruta de entrenamientos tan intensos y fuertes como lo desees gracias a su volante de inercia de 24 kg, el cual le da a esta bicicleta estática de spinning mucha fuerza, y a ti la posibilidad de entrenar desde un nivel amateur hasta niveles más avanzados que requieran de mucha más resistencia.

En cuanto a la calidad de construcción, esta bici está hecha con una estructura robusta de acero y barras amplias de estabilización en la parte baja, lo cual ayuda a mantenerla siempre estable y segura, evitando posibles deslizamientos y caídas. Algo a destacar de su construcción es la inclusión de un muelle en la parte trasera de la bici, bajo el sistema del sillín. Esto ayuda a vivir una experiencia mucho más cómoda en esta bici de spinning.

Por su parte, la pantalla LCD multifuncional puede mostrar información como la distancia recorrida, calorías quemadas, velocidad y el tiempo del entrenamiento. Además, puede mostrar las pulsaciones cardiacas gracias a los sensores incluidos en el manillar.

Tiene transmisión por correa muy silenciosa y eficiente, un asiento muy cómodo y que puedes regular tanto de forma vertical como horizontal. También incluye un soporte para el teléfono.


9. Bicicleta estática KlarFit MOBI-FX-250

Klarfit MOBI-FX-250

Lo primero a destacar de este modelo es que cuenta con par de sensores de ritmo cardiaco ubicados a cada lado del manillar, el cual cuenta con empuñaduras acolchadas en TPU. Cabe destacar que esta lectura del ritmo cardiaco la puedes visualizar a través de su pantalla LCD, en la cual también podrás ver otros datos fundamentales como el tiempo transcurrido, distancia recorrida, la velocidad actual y claro, el consumo de calorías.

Tiene una construcción muy robusta, fabricada en partes de acero y plástico duro, con capacidad para soportar un peso máximo de hasta 100 kg. Esto también se debe a las robustas barras inferiores de soporte, que además cuentan con superficies de goma antideslizantes que evitan que la máquina se desplace durante el entrenamiento y ruidos por roces.

Por otra parte, cuenta con 8 niveles de resistencia, por lo que te será totalmente funcional desde que comiences a un nivel de principiante, hasta que alcances un nivel intermedio o hasta avanzado. A su vez, el asiento es bastante acolchado y se puede ajustar cómodamente en 7 posiciones diferentes para evitar molestias por la postura y adecuar la bici al tipo de ejercicio que queremos realizar.


10. SportPlus X-Bike SP-HT-1002

10 SportPlus

De esta bici estática me gusta mucho el manillar, el cual tiene una forma bastante cómoda y ergonómica. Inclusive, cuenta con par de sensores de ritmo cardiaco ubicados en los mismos manillares, los cuales transmiten la lectura de tus pulsaciones directo a la pantalla, la cual también es capaz de mostrar la velocidad de pedaleo, distancia recorrida, el tiempo transcurrido y las calorías quemadas.

Al mismo tiempo, cuenta con 8 niveles de resistencia diferentes para variar la intensidad del ejercicio y graduar la maquina a tus necesidades, logrando quemar más calorías en menos tiempo. Ahora bien, por más intensidad que selecciones, el sistema no hace nada de ruido, ya que cuenta con transmisión de correa Poly-V muy eficiente y silenciosa.

Al igual que en la mayoría de bicis estáticas, el sillín en ajustable en altura y bastante cómodo, mientras que la bici se puede plegar para reducir enormemente el espacio ocupado y poder guardarla o ubicarla en espacios muy reducidos. Por eso es ideal para usar en casa.

En cuanto a la seguridad, viene con frenos magnéticos que no requieren de mantenimiento, así como pedales antideslizantes y con correa de sujeción para evitar que pierdas el control de la bici.


Tipos de bicicletas estáticas

Gimnasio-de-Bicicletas

Finalmente, hay otro aspecto que te recomiendo considerar antes de comprar una bicicleta estática, ya que va a ser un factor fundamental que influirá sobre la forma en que entrenas y las rutinas que realizarás. Se trata del tipo de bicicleta.

Ten en cuenta que todas logran más o menos los mismos objetivos, solo que los hacen de maneras diferentes. Es decir, con todas podrás mejorar tu nivel de resistencia física, tu salud en general y quemar calorías y perder peso. Sin embargo, varían en su diseño y la forma en que este te hace realizar el esfuerzo y entrenar.

Veamos esos tres estilos de bicicleta estática:

  • Bicis de spinning

6 Gridinlux

Este es el tipo de bicicleta más usado en gimnasios y empleadas justamente en las famosas clases de spinning que se han vuelto tan populares en los últimos años. De hecho, si has estado alguna vez en un gimnasio, sabrás que la mayoría tiene una sala específica para esta práctica, equipada con muchas bicis de spinning.

Una de las primeras y más importantes características sobre estas bicicletas es la posición del sillín. En las bicicletas estáticas, está ubicado casi a la misma altura del manillar, lo cual hace que tú te encuentres en una posición aerodinámica, con la espalda recta y casi paralela al suelo.

Una razón por la cual se han hecho tan populares entre los amantes del fitness y usuarios amateurs es que la sensación que dan se asemeja mucho a la usar una bicicleta de montaña, sobre terrenos complicados o montañosos. Es decir, puedes estar en la comodidad de tu hogar o el gimnasio sintiendo algo muy similar a lo que vivirías en este tipo de rutas al aire libre.

Pero sus ventajas no son solamente esa sensación más realista. También te obligan a realizar un esfuerzo mucho mayor. Es que, en esa posición, debes pedalear con más fuerza para poder mover las ruedas de la bicicleta, lo cual hace que trabajes mucho más las piernas, glúteos y abdomen y quemes más calorías. Te verás intentando mantener la posición a la vez que intentas mover las ruedas de forma constante. En poco tiempo notarás los resultados.

  • Bicicletas estáticas rectas

Rectas

Este tipo de bicicleta puede parecer muy similar a las de spinning, ya que hay muchas que comparten un diseño bastante parecido. Sin embargo, tienen varias diferencias importantes que hacen variar en gran medida las rutinas y entrenamientos que puedas realizar.

La primera, y una de las más notorias, es que el sillín está ubicado a una altura bastante más baja, por lo que el entrenamiento y sensación se asemeja mucho más a lo que puedes experimentar con una bicicleta tradicional, no de montaña. Por eso es que para personas de mayor edad o una menor condición física, resulta una opción más cómoda y fácil de utilizar que las bicicletas de spinning.

A su vez, el manillar también es un poco más elevado, quedando en una posición casi vertical, en comparación con los manillares más horizontales de las bicis de spinning. Por ende, el ejercicio también resulta un poco más relajado, aunque no dejarás de emplear los músculos de los brazos y abdomen para mantener un buen balance y asegurarte bien del manillar. Así que, al final de cuentas, logras activar muchos de los músculos que se activan con el spinning, solo que con una intensidad un poco menor.

Finalmente, tienen la ventaja de ser muy compactas. Como habrás visto en nuestra comparativa, la mayoría de bicicletas estáticas de este estilo tienen diseños bastante reducidos en tamaño y, en muchos casos, hasta resultan plegables. Así que no tendrás que preocuparte mucho por el espacio o dónde guardarla una vez que no la estés usando.

  • Bicicletas estáticas reclinadas

estáticas reclinadas

El cambio de un sillín por un asiento reclinado y manillares frontales por manillares a los lados del sillín puede suponer una gran diferencia en la mecánica del ejercicio realizado. Tal es el caso de las bicicletas estáticas reclinadas, las cuales presentan varios cambios de diseño muy importantes con relación a los dos tipos de bicicleta que estudiamos anteriormente.

La bicicleta estática reclinada, además del asiento con espaldas y manillares tanto en la pantalla como a los lados del sillín, también incluye los pedales hacia la parte frontal de la bicicleta, no hacia la parte trasera o el centro, como ocurre con la mayoría de bicicletas de spinning o rectas. El efecto de esto es simplemente que el usuario se encuentre en una posición mucho más cómoda que con los otros tipos de bicicletas estáticas, pero sin dejar de hacer esfuerzo y quemar calorías.

Básicamente, son el antónimo de las de spinning, que buscan una posición que requiere más esfuerzo de parte del usuario. Por ende, estos modelos reclinados son ideales para personas con dificultades de movilidad, problemas de espalda, condiciones preexistentes o que simplemente quieren entrar poco a poco en el mundo de la actividad física y perder calorías de una forma más cómoda y de bajo impacto. También las puedes ver como una forma de pedales estáticos un poco más avanzada o que requiere de mayor esfuerzo.

Es una alternativa genial para estos casos, pero el problema puede venir cuando ya coges un poco más de práctica y has mejorado tu condición física. Es que la propia posición de la bicicleta dificulta un poco alcanzar velocidades de pedaleo más altas, lo cual limita tu capacidad para realizar entrenamientos intensivos y te puede relegar a tener que realizar rutinas de bajo consumo de calorías.

La gran elección: ¿eléctrica o manual?

Aunque parezca mentira, ya que la mayoría de gimnasios modernos nos han acostumbrado a las bicicletas de spinning y demás bicicletas estáticas eléctricas, también existen modelos analógicos o manuales. De hecho, puedes encontrar los 3 tipos de bicicleta estática que te explicaba anteriormente en cualquiera de las dos modalidades.

Básicamente, los modelos manuales requieren el esfuerzo físico de tu parte para funcionar, mientras que las eléctricas utilizan, claramente, la energía eléctrica. Esto tiene un par de consideraciones importantes, siendo la primera que las manuales no son capaces de realizar las mismas mediciones que las eléctricas, ni tienen las mismas funciones, lo cual se ve reflejado en los tipos de ejercicios que puedas realizar, variaciones de intensidad y mucho más.

Básicamente, los modelos más sencillos incluyen pantallas LCD que funcionan con pilas, las cuales pueden darte medidas de la velocidad, distancia recorrida, calorías quemadas y en algunos pocos casos la frecuencia cardiaca. Las eléctricas que se enchufan a la corriente pueden tener sistemas un poco más complejos que puedan llevar estadísticas de tus ejercicios, darte datos más completos y hasta tener configuraciones de rutinas precargadas, entre otras ventajas.

Claro, ten en cuenta que las eléctricas de gama alta que incluyen muchas más funciones van a ser bastante más cotosas y, en general, más pesadas que las manuales. Así que, si quieres mantenerlo todo lo más económico y sencillo posible,

Las preguntas más frecuentes de nuestros usuarios

🏋️‍♂️ ¿Es posible perder grasa abdominal usando bicicletas estáticas?

Sí. De hecho, la bicicleta estática es una máquina muy eficiente para perder calorías, ya que simula de manera muy precisa el esfuerzo y ejercicio realizado en bicicletas tradicionales, el cual ya es bastante eficiente en la pérdida de peso. Dependiendo de la intensidad del entrenamiento que realices, puedes quemar fácilmente entre 300 y 700 calorías cada hora que utilizas bicicletas estáticas.

También te permiten alternar el tipo de ejercicio, pudiendo realizar entrenamientos de cardio, y también entrenamientos intensivos tipo HIIT, los cuales ayudan muchísimo a quemar calorías y bajar de peso. A su vez, en muchas configuraciones y posturas usando estas bicicletas, puedes entrenar eficientemente los músculos abdominales, lo cual siempre ayuda a quemar esa grasa más rápidamente.

🏋️‍♂️ ¿Merece la pena comprar una bicicleta estática?

Un rotundo sí. Si no tienes tiempo para sacar tu bicicleta tradicional de la casa, salir, encontrar una ruta y ejercitarte, para luego volver a casa y guardar la bici, tener una estática puede ser una salvación. Además, es una modalidad de ejercicio de bajo impacto y que no pone estrés en las articulaciones, como sí pasa cuando sales a trotar, correr o hasta simplemente caminar.

Además de estas ventajas en cuanto a su conveniencia y comodidad general, las bicicletas estáticas también ayudan a quemar muchas calorías y grasa corporal, mejorar la resistencia física y hasta tu capacidad pulmonar. Por otra parte, pueden ayudarte a ejercitar músculos de las piernas, glúteos y, dependiendo del esfuerzo realizado y la intensidad, también los abdominales.

🏋️‍♂️ ¿Es suficiente usarla por unos 30 minutos?

Sí. De hecho, muchas veces se recomienda no utilizarlas por periodos de tiempo mayores, ya que en ocasiones, el exceso de ejercicio puede terminar por agotar los músculos, resentir las articulaciones o hasta causar efectos indeseados como quemar la masa muscular en vez de la grasa corporal.

Durante unos 30 minutos de ejercicio en bicicletas estáticas puedes quemar alrededor de 200 a 300 calorías dependiendo siempre del esfuerzo e intensidad del entrenamiento, así como de tu peso.

Algo que también te recomiendo es no mantener esos 30 minutos de ejercicio a la misma intensidad y velocidad. Trata de alternar intervalos cortos de mucha intensidad con intervalos más pausados. Por ejemplo, unos 5 minutos a una velocidad mayor a la habitual, para luego bajar a una intensidad menor y recobrar el aliento. Estos intervalos se llaman HIIT y te ayudan a variar tu ritmo cardiaco y sacar mejor partido de tus entrenamientos.

🏋️‍♂️ ¿Usar la bicicleta estática es como caminar?

La bicicleta estática siempre te ayudará a quemar más calorías y ejercitar un poco más fuerte que una simple caminata. De hecho, se calcula que una sesión de 20 minutos en una bici estática te hará quemar unas 140 calorías, mientras que una caminata a paso apurado te ayuda a quemar a lo sumo 110 calorías en el mismo periodo de tiempo.

A su vez, la bici estática es un ejercicio de menor impacto que las caminatas o salir a trotar, cosa que tus articulaciones sabrán agradecer. Por ende, para personas con sobrepeso o cuyo principal objetivo sea quemar calorías y perder peso, lo ideal es utilizar la bici estática en lugar de las caminatas. Aunque no puedo negar que de vez en cuando viene muy bien disfrutar de una buena caminata al aire libre.

🏋️‍♂️ ¿Se pueden usar todos los días?

Sí, puedes utilizarla todos los días, aunque es importante que alternes con días de descanso. Es decir, no se aconseja que todos los días hagas ejercicio de alta intensidad, ya que terminarás por agotar los músculos y arriesgarte a posibles lesiones o dolores musculares y de articulaciones.

Una forma de manejarlo, es utilizar la bicicleta por unos 3 o 4 días seguidos, descansar uno, y continuar. También es bueno alternar las intensidades, es decir, no hacer 3 días seguidos al tope de intensidad, sino que alguno de los días sea de una intensidad más leve o moderada.

Recuerda que es importante darle descanso a los músculos para dejar que se regeneren y se hagan cada vez más fuertes. Así notarás mejores resultados.

Deja su mensaje