La-mejor-bicicleta-sin-pedales

La manera más segura y eficaz de enseñar a un niño a mantener el equilibrio es a través de la mejor bicicleta sin pedales. Es que son super eficaces no solo por cómo se usan y que obligan a los niños a manejar su cuerpo y el balance de forma correcta, sino que además se pueden usar incluso desde los 18 meses, por lo que es una manera segura de inculcar un desarrollo temprano de esta importante habilidad.

Ahora bien, a la hora de escoger es importante tomar en cuenta los diferentes factores que garanticen comodidad, seguridad y estabilidad.

¿Cómo escoger una bicicleta sin pedales?

bicicleta-de-balance

A veces, este tipo de bicicletas puede no resultar tan fácil de comprar, ya que no todos las hemos usado en nuestra infancia y, por ende, no estamos familiarizados con ellas, lo que las hace cómodas y de qué aspectos hay que estar pendientes para asegurarnos de llevar una que resulte segura, estable y fácil de usar para nuestros hijos.

Por eso es que hoy vamos a hablar sobre las bicis sin pedales y todos esos aspectos que marcan la diferencia, como el tamaño del cuadro, de las ruedas, la posición del sillín, los materiales y claro, incluso la altura de tu hijo. Son todos aspectos que influyen enormemente en la comodidad y el uso de la bicicleta.

El tamaño importa

niño-montando-bicicleta

Una de las cosas más fundamentales a la hora de escoger una bicicleta sin pedales es su tamaño, y no solo el tamaño del marco o la bici en general, sino el tamaño de las ruedas y la altura del sillín. Además, debes tener en cuenta la altura del niño, ya que un esto también determinará qué tan grande deben ser los componentes.

De hecho, verás que en el mercado existen muchas bicis sin pedales catalogadas como versátiles y que funcionan para todas las edades. Sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que una bicicleta para niños de 5 años no le vendrá igual de bien a una criatura de 18 meses, por ejemplo. Aquí te ayudaremos a dar con esa medida que le siente bien a tu hijo:

  • Tamaño de las ruedas

El tamaño de las ruedas es de lo que más influye en la comodidad dependiendo de la edad y estatura del niño. De hecho, las ruedas más comunes son de 12”, aunque para niños un poco mayores, normalmente en edad preescolar en alturas de alrededor de 92 cm, es posible encontrar y usar ruedas de 14”.

Ahora bien, para niños en edad escolar, pero que todavía no tienen la confianza o habilidad para usar bicicletas con pedales, puedes encontrar bicis de 16 a 20”. Estas también son bastante populares para niños que tienen necesidades especiales o problemas de movilidad, ya que ayudan a practicar el balance sin la dificultad de los pedales.

  • La altura del sillín

Las bicicletas sin pedales vienen en diferentes configuraciones de sillín, con muchos que incluyen sillín ajustable, así que siempre podrás ir subiendo o bajando el sillín en función del crecimiento del niño.

Es realmente importante dejar una altura correcta, ya que la postura del niño es lo que le permitirá colocar los pies en el suelo para ejercer presión y hacer que la bici se mueva. Para ello debe estar sentado cómodamente sobre el asiento, dejando aproximadamente entre 2.5 y 4 cm de distancia entre la entrepierna y el asiento. De esta forma, el niño estará sentado con comodidad, con los pies tocando el suelo firmemente y con una ligera flexión de las rodillas.

Ahora bien, si quieres asegurarte de que la bicicleta de equilibrio le dure un par de años al niño, busca que el asiento permita una altura al menos de 5 cm por encima de la entrepierna. De este modo, podrás seguir aumentando a medida que crece.

  • La estatura del niño

Para medir la altura del niño adecuadamente, lo ideal es que le pidas que se pare firmemente contra una pared, con los pies ligeramente separados y usando sus zapatillas. Vas a tomar un libro de portada dura y lo vas a ubicar entre sus piernas, justo en la entrepierna, con el lomo viendo hacia arriba. Vas a coger la cinta métrica y tomarás la distancia que hay entre el suelo y el lomo del libro,

Fíjate en el piso de la bicicleta

 41z1HI0X8-L

El peso de la bici es otra preocupación importante al momento de hacer la compra y es importante que tengas como regla general que la bici no debe llegar a pesar el 30% del peso corporal del niño. Es decir, para un niño de 2 años y unos 12 kg de peso le será difícil manejar una bici de 4.5 kg. Pero para un niño de unos 15 o 16 kg, será bastante más fácil.

Cuando mires el peso, verás que lo que más lo aumenta suelen ser el marco y las ruedas. En las bicicletas menos costosas que vienen catalogadas como ligeras, se suelen emplear ruedas macizas, las cuales son de menor peso que las de aire.

Por su parte, los modelos que incluyen ruedas de aire con cámara y cubierta, frenos y demás, necesitan usar partes especiales y de mucha mayor calidad y menor peso, por eso el coste suele elevarse y fácilmente puede pasar los 100 o 150€.

Geometría de una bicicleta sin pedales

Niño-con-bici-sin-pedales

La geometría tiene que ver con el diseño y forma de la bici y puede hacerla realmente cómoda y fácil de manejar para que el niño aprenda sobre equilibrio, o simplemente hacer todo lo contrario.

  • ¿En qué afecta la geometría a una bicicleta sin pedales?

La geometría de una bici está hecha por el tipo de cuadro usado y su diseño, así como el montaje de las ruedas y la horquilla empleada. También es importante el diseño y forma del manillar, así como la distancia que hay entre cada rueda, siendo ideal que la distancia sea un poco más larga para dar estabilidad.

  • La distancia entre las ruedas

Básicamente es la separación entre una y otra rueda desde la base, es decir, desde el punto en que ambas tocan el suelo. Lo ideal es escoger algún modelo con una distancia más larga porque provee mayor estabilidad y le hace más fácil a los niños pequeños usar la bici.

  • El área de movimiento

Ese espacio entre el sillín y el manillar, donde el niño tiene el cuerpo y se desenvuelve con la bicicleta. Es importante que sea amplio y no escatimar mucho, ya que en este tipo de bicicleta es fundamental que el usuario pueda inclinarse hacia adelante para sujetar el manillar y seguir ejerciendo presión y movimiento con los pies sobre el suelo.

En este sentido, evita los manillares tirados hacia atrás, ya que dejan poco espacio de movimiento, así como los muy altos. Lo ideal es que sean ligeramente elevados, para dar una altura que permita una buena postura, pero sin quitar espacio.

  • Ángulo de la horquilla

La horquilla debe estar un poco inclinada, con la rueda más hacía adelante para permitir una mayor distancia entre ambas ruedas. Si la horquilla fuera demasiado recta, se reduce esta distancia, lo cual sabemos que genera inestabilidad y además hace que la rueda delantera lleve mucho peso, haciendo un poco más difícil poner en marcha la bici y maniobrarla.

  • Posición del sillín

La distancia entre el sillín en su menor altura y la rueda trasera debe ser lo menor posible para mantener un centro de gravedad más bajo y que se haga mucho más fácil usar la bicicleta a bajas velocidades. Si, por el contrario, el sillín está ubicado un poco más lejos de la rueda trasera, esto eleva el centro de gravedad y dificulta la conducción y control.

Componentes de una bicicleta que debes mirar siempre

Bici-sin-pedales-roja

Ya hemos cubierto varios aspectos fundamentales sobre las bicicletas como su peso, tamaño o ciertas medidas que deben tener sus diferentes partes. Ahora es momento de hablar de componentes importantes como las ruedas, los frenos, reposapiés, rodamientos y demás cosas que terminan generando una importante diferencia al momento del uso y que pueden hacer que usar bicicletas sin pedales sea una experiencia única para tu hijo.

  • Las cubiertas

Las cubiertas de este tipo de bicicleta pueden venir en dos variedades: las de aire y las de goma o macizas. Las macizas son más económicas y ligeras, además de que están hechas de una espuma o un compuesto similar que no lleva aire, así que te eliminas cualquier riesgo de pinchazos y tampoco tendrás que estar pendiente de hinchar cada cierto tiempo. Van bien para usar en caminos bastante regulares como pavimento o aceras. Pero si planean usar la bici en otros tipos de terrenos, vale más la pena la rueda de aire.

Las ruedas con aire, que llevan cámara y cubierta, dan mucha mejor tracción y además amortiguan cualquier golpe, bache o irregularidad en el terreno, mientras que las macizas simplemente botan más y no proveen ningún tipo de amortiguación. Está de más decir que las de aire son mucho más cómodas y más recomendadas para terrenos un poco más irregulares.

A su vez, permiten hacer giros con mayor comodidad y seguridad porque se hunden un poco al hacer presión y amplían la superficie de contacto, lo cual genera mayor tracción. En bicicletas de equilibrio con ruedas macizas, es probable que en suelos lisos, húmedos o en curvas más pronunciadas, la rueda pueda resbalar y el niño se golpee.

  • La seguridad ante todo: los frenos

En este tipo de bici, lo más común es que los niños frenen usando los pies. El tema es que siempre es más seguro tener un freno que puedan accionar con sus manos, además de que ayudan a que los zapatos no se desgasten tan rápido. Y si te preocupa un poco que los puedan usar correctamente, ten en cuenta que entre los 2 y 3 años, ya los niños tienen mejor coordinación y pueden usarlos de forma más segura. Además, así pueden ir practicando para cuando tengan una bicicleta grande.

Ten en cuenta que las bicis de gama alta suelen venir c0n manetas de freno con un recorrido corto para que las puedan usar con sus cortas manitas, mientras que las bicis más baratas incluyen manetas un poco más amplias que a niños más pequeños pueden resultar algo incómodas. Haz la prueba de apretarla con tu dedo meñique, ya que simula la fuerza de la mano de un niño pequeño. Si la puedes accionar fácilmente, ellos también.

  • Limitadores de giro

Son piezas diseñadas para evitar que la rueda delantera haga giros enteros de 360º, lo cual puede ser peligroso para niños más pequeños que tengan menos coordinación. Ahora bien, evita modelos que puedan limitar demasiado el movimiento, ya que pueden reducir mucho el radio de acción y volverlo todo un poco incómodo y difícil de controlar para el niño.

  • Los reposapiés

En realidad no son necesarios, ya que los chicos suelen subir los pies de forma instintiva una vez que empiezan a estar en marcha. Y, aunque no hay problema en tenerlos, ya que no suelen quitar espacio ni molestar, es cierto que pueden ser una distracción porque muchos niños sienten que deben usarlos y comienzan a prestar más atención a ellos que a mantener bien el equilibrio.

Lo que sí debes mirar es que, si el modelo viene con reposapiés, deben estar bien diseñados y hacia atrás del asiento, para que no interfieran con el movimiento del niño y que no se golpeen las piernas.

  • Rodamientos

Los rodamientos influyen directamente en la suavidad con que las ruedas giran y, por ende, la comodidad que los niños sienten con su bicicleta sin pedales. Lo que debes mirar en este componente es que venga sellado con un pequeño sello de goma, el cual evita que entre agua, tierra o cualquier otro elemento y genere fricción. Con menor fricción, más cómoda será la bici.

  • Los puños

No solo deben ser ergonómicos y cómodos a la hora de cogerlos, sino que además es importante que tengan una protuberancia en el extremo de afuera, de forma que protejan las manos del niño en caso de caídas o si llegase a golpear esa zona con una pared, por ejemplo. Es una de las mejores maneras para mantener sus manitas seguras.

  • La tornillería de los ejes

Las ruedas tienen ejes centrales donde están los rodamientos, y estos ejes vienen con tornillos que los sujetan de la horquilla delantera y trasera. Estos tornillos vienen en varios tipos, desde los rebajados que vienen protegidos por el marco que hace la propia horquilla, los redondeados que sobresalen y otros que también sobresalen un poco, pero vienen cubiertos con un protector o embellecedor.

Las bicis de alta gama suelen tener tornillos cubiertos con protector o directamente protegidos por la horquilla para evitar dañarse con las posibles caídas que sufren los niños.

Materiales del cuadro

 41SL6sVyfDL

Básicamente nos podemos encontrar con 4 materiales diferentes para el cuadro de las bicis sin pedales para niños. Asegúrate de escoger acorde al peso del niño, tu presupuesto y las prestaciones que ofrece cada posibilidad:

  • Metal

Los cuadros de metal pueden ser de aleaciones de acero o aluminio. En este sentido, los marcos de acero tienden a ser de muy buena resistencia, pero son bastante pesados, además de que suelen verse afectados por óxido. Por eso los ves en bicis de menor gama.

La aleación de aluminio 6061 es ideal para las bicis porque es super ligero, de alta durabilidad y resistencia al óxido. Realmente es un plus en la relación calidad precio.

  • Madera

La madera te ofrece la ventaja de ser mucho más amigable con el medio ambiente que los modelos de metal o plástico, pero no son tan ajustables como las bicis de metal. También está el hecho de que los modelos más baratos tienden a fallar pronto. Es decir, si quieres una bici sin pedales con cuadro de madera que pueda durar al menos un par de años, tendrás que comprar una de buena calidad y dejar un poco más de dinero.

  • De compuestos sintéticos

Uno de los compuestos más usados y de mayor fiabilidad es el de nylon reforzado con fibra de vidrio. Con estos cuadros se hacen bicicletas de mucha resistencia, que soportan un peso máximo mayor que otros tipos de cuadros, y que además no presentan problemas de óxido o pintura que se pueda pelar. El único riesgo que existe es que puede doblarse si se usa con más peso del indicado.

Las 7 Mejores Bicicletas Sin Pedales del 2020

1. Bicicleta sin pedales Bikestar

 41z1HI0X8-L

Comenzamos la comparativa con una completa bicicleta que viene con freno incluido, así como dos ruedas de aire de 10” que permiten a los niños el uso en pavimento o en terrenos más irregulares como tierra o algún parque.

Está hecha para niños mayores de 2 años, el sillín es regulable y además viene con embellecedor en los tornillos de los ejes para protegerlos de golpes. Los puños también son cómodos y sobresalen a los lados para proteger las manitas.

  • Pesa unos 4.4kg

2. Bicicleta sin pedales Chicco Red Bullet

 41MyzKm-AHL

Esta bici está hecha para niños de entre 2 y 5 años y destaca por su cuadro y construcción ligera en acero con un peso de alrededor de 3 kg y que además soporta un peso máximo de hasta 25 kg.

Tanto el manillar como el sillín son ajustables en altura, por lo que se pueden ajustar sin problema a la estatura del chiquillo a medida que va creciendo. Lleva ruedas macizas, así que en principio no deberían usarse en terrenos que puedan deslizar o muy irregulares.

  • Super ligera

3. Bicicleta sin pedales Gomo F0255

 51NUvL+AWDL

Este modelo puede funcionar sin problemas tanto para niños desde los 18 meses hasta incluso 5 años, así que se puede convertir en la opción ideal para un uso largo y prolongado.

Una ventaja es que incluye reposapiés, que ayudan a los niños a practicar la posición de los pies arriba para cuando pasen a la bici con pedales. También es capaz de soportar un peso total de hasta 27 kg y el manillar se puede ajustar de 30 a 45 cm de altura.

  • Con reposapiés

4. Bicicleta sin pedales Feber Nancy

 41Rzil0sD4L

Disponible en un guapo color violeta, seguro le encantará a las niñas. Además, no solo es estéticamente agradable, sino que está hecha con materiales de calidad que resultan resistentes y fuertes. También resulta bastante ligera, con un peso total de apenas 3 kg. Por eso los niños a partir de 3 años la pueden utilizar sin inconvenientes.

Las ruedas son macizas y de 10”, el sillín se ajusta de 35 a 39 cm y el manillar de 52 hasta los 56 cm

  • Muy ajustable

5. Bicicleta sin pedales Löwenrad

 51AgAaN88eL

Está pensada para niños entre 3 y 4 años y tiene algo que me encanta que son las ruedas de 12 pulgadas, que si bien son macizas, este par de pulgadas adicionales ayudan a darles un poco más de tracción durante el uso.

Por su parte el cuadro resulta super ligero con apenas un peso de 3 kg, mientras que tanto el sillín como el manillar se pueden regular en altura. Tiene pintura metálica resistente a golpes y los puños tienen protección para las manitas.

  • Ruedas de 12”

6. Bicicleta sin pedales Sawyer

 51B2roDcq-L

Con un marco curvo y ruedas bastante separadas entre sí, ofrece tremenda estabilidad y comodidad a los chiquillos de 2 a 4 años de edad. A su vez, resulta super ligera con un peso de apenas 3 kg.

Sobre los ajustes, puedes modificar la altura del manillar de 50 a 57 cm y la del sillín acolchado entre los 31 y 40 cm. Tiene puños antideslizantes con protección en los extremos para las manos y ruedas macizas de 11.5” y el ajuste no requiere de herramienta alguna.

  • De 2 a 4 años

7. Bicicleta sin pedales Early Rider Classic

 415KlOHIOnL

Esta bici viene con un cuadro de madera de abedul que pesa 4.8 kg y resulta ergonómico y de alta durabilidad. El sillín es ajustable e incluye funda de cuero extraíble y lavable.

Es recomendada para niños de al menos 90cm de estatura y una altura de entrepierna desde 33.5cm. Además, viene con ruedas hinchables, la delantera de 14” y la trasera de 12.5”, lo cual es un gran plus. Usa rodamientos de bolas y cuenta con un limitador de giro opcional.

  • Cuadro de madera

Ventajas de usar una bicicleta sin pedales

 5173Dv9hvmL

El tema con las bicicletas sin pedales y la razón por la cual muchos padres se las regalan a sus hijos es porque son excelentes maestras de una habilidad bastante básica y esencial para todo ser humano, el equilibrio. Es que son una manera perfecta para que el niño se comience a familiarizar con las bicis y aprenda a llevar una bicicleta sin la necesidad de ayuda o rueditas de entrenamiento y usando solamente el cuerpo y movimiento del cuerpo.

Al final, resultará un poco más fácil para el niño pasar de las bicicletas sin pedales a andar en bicicleta sin ningún tipo de ayuda, ya que ha podido aprender lo más importante, que es mantener el equilibrio con su propio cuerpo.

¿Por qué no simplemente usar rueditas de entrenamiento?

Las rueditas de entrenamiento tienen un problema bastante básico, pero que no es fácil de detectar de buenas a primeras. Es que la manera en que se conduce normalmente una bicicleta es usando el peso del cuerpo y la inclinación. Es decir, llevando el cuerpo hacia la derecha, haces que la bicicleta gire a la derecha y viceversa.

El problema es que al usar rueditas de entrenamiento no puedes ejercer este control sobre la bici. Verás, al inclinarte hacia un lado, las rueditas no permiten que la bici se gire, así que tienes que hacer el movimiento directamente con el manillar.

Luego, cuando el niño quiere hacer la transición hacia bicicletas sin rueditas, se le dificulta el movimiento y manejo de la bici porque, en realidad, nunca ha aprendido a llevarla de la manera correcta, que es usando la inclinación del cuerpo. Básicamente los niños aprenden una cosa, para luego tener que desecharla y aprender otra totalmente diferente. Por eso es preferible comenzar con bicis sin pedales.

Las preguntas más frecuentes de nuestros usuarios

🚲 ¿Qué es una bicicleta sin pedales?

Una bici sin pedales es un concepto bastante sencillo. Se trata de una simple bicicleta para niños que no tiene pedales ni ningún tipo de cadenas, piñones o sistema de engranajes o velocidades.  Ahora bien, no es lo mismo que simplemente coger la bicicleta de un hermano un poco mayor y comenzar a usarla, ya que los modelos sin pedales son más pequeños y están hechos específicamente para los cuerpos y manos de niños muy pequeños, generalmente de 1.5 o 2 a 5 años.

El mecanismo es muy sencillo. Los niños van sentados sobre el sillín a una altura que permita apoyar los pies firmemente sobre el suelo para empujar y hacer mover la bici. Luego frenan con un freno integrado en la bici o directamente con los pies.

🚲 ¿Está bien empezar a usar bicis sin pedales a los 4 años?

¡Sí! No hay ningún problema en que los niños empiecen a usarlas un poco más avanzados de edad. No es solo para chiquillos de 2 o 3 años, sino que también pueden ser aprovechadas por chicos de 4, 5 o hasta 8 años. Siempre cuidando que la bici tenga el peso y tamaño adecuados para la edad y que además pueda soportar el peso del niño que la vaya a usar.

Sin importar la edad del niño, siempre es una excelente manera para que aprendan a mantener el equilibrio en dos ruedas y que además pierdan el miedo a usar bicicletas con pedales.

🚲 ¿Por cuánto tiempo se deberían utilizar?

Normalmente, las bicicletas sin pedales se usan de 2 a 3 años. Claro, esto dependerá también de la edad con la que empiezan, ya que probablemente un niño que comience a los 1.5 años, la usará un poco más de tiempo, hasta tal vez los 4 o 5 años. Al contrario, si el chiquillo ya tiene unos 4 años cuando empieza, es probable que al año o 2 ya tenga la confianza de probar bicicletas con pedales.

🚲 ¿Qué tan alto debería ser el sillín?

La altura del sillín siempre va a depender directamente de la altura del niño. Como conversamos más arriba, es importante que tomes bien la medida de la entrepierna para poder poner el sillín regulable en el punto correcto que permita una buena estabilidad y facilidad a la hora de empujar con los pies para ir en marcha. Recuerda que el niño debe poder apoyar el pie por completo en el suelo mientras mantiene una ligera flexión de las rodillas.

🚲 ¿Un niño de 1 año puede usar una bicicleta sin pedales?

En realidad con 1 año de edad los niños todavía no suelen tener la coordinación física como para poder llevar de forma segura una bici sin pedales. Aunque claro, siempre puede haber casos de niños un poco más maduros en ese aspecto y que ya lo puedan hacer, pero en principio este tipo de bicicleta es más recomendada para niños a partir de los 18 meses o 2 años en adelante.

🚲 ¿Es mejor usar bicis sin pedales o con rueditas de entrenamiento?

Una de las ventajas de las bicicletas sin pedales es que suelen ser bastante más ligeras que las de rueditas, ya que no tienen el peso añadido que estas y sus soportes añaden al cuadro. Además, tienen la ventaja fundamental de que enseñan al niño la habilidad más importante a la hora de manejar una bicicleta de adulto, que es el manejo del balance y saber inclinar el cuerpo para controlar la dirección de la bici.

Como conversábamos antes, las bicis con rueditas no enseñan una forma de conducción natural de bicicleta. Las bicis sin pedales sí.

Deja su mensaje