La-mejor-funda-para-bicicleta

Proteger tu bicicleta de los elementos debería ser siempre una prioridad. A mí, personalmente no me gusta que se oxiden las partes cromadas ni que el sol termine agrietando y dañando el recubrimiento del sillín o los puñitos. Por eso es que siempre me aseguro de utilizar la mejor funda para bicicleta cada vez que paso un tiempo sin usarla.

Así me aseguro de que mi bici se mantenga limpia y además alargo su vida útil al ralentizar el deterioro de sus componentes.

¿Qué es una funda para bicicleta?

funda-para-interiores

Se trata de fundas hechas con materiales fuertes como nylon o poliéster de alta densidad, y que protegen a tu bici contra el agua, polvo y viento mientras no la utilizas. La idea es que mantengan a raya daños como el óxido, corrosión, pérdida de lubricación de la cadena y demás.

Además, debería proteger de los rayos del sol, que pueden resultar muy dañinos para varias partes de la bici. También suelen venir con algún sistema de correas o cuerdas elásticas que mantienen la funda bien ajustada a la parte inferior de la bicicleta.

Las fundas para bicicleta ayudan a proteger tu bici

El principal uso de este tipo de fundas es para proteger la bicicleta contra los daños que puedan causar los elementos, desde la humedad o la lluvia directa, hasta el polvo, tierra o los rayos UV.

Son especialmente útiles para el invierno, ya que el mal tiempo, la lluvia y la nieve pueden causar estragos en la bicicleta y sus componentes. Para el agua es muy fácil entrar en pequeños orificios, uniones o espacios sensibles como las cadenas y piñones, el marco de la bici o hasta los frenos, pudiendo causar el temido óxido.

Incluso en verano es importante proteger la bici, ya que los rayos UV son especialmente dañinos para el sillín o los puños del manillar, pudiendo causar decoloración o hasta grietas en ciertos materiales.

A su vez, si sueles guardar tu bicicleta en interiores también merece la pena protegerla con una funda que la resguarde del polvo.

Las cosas que deberías buscar en una funda para bicicleta

Funda-para-exteriores

Lo primero es que esté hecha con materiales impermeables y a prueba de polvo, tierra, viento y rayos ultravioleta; también tiene que ser a prueba de manchas y rasgaduras, y tener el tamaño y forma adecuada para poder ajustarse correctamente a tu bicicleta. También es importante que sean portátiles y fáciles de plegar y llevar.

Ahora bien, si el sitio donde guardarás tu bicicleta no recibirá rayos UV directos, podrías escoger alguna menos costosa que no incluya ese tipo de protección. Aunque, siendo poca la diferencia real de precio, te recomiendo que la funda que escojas proteja contra todo.

  • Materiales a prueba de agua

Como te comentaba, la mayoría de fundas que encuentras en el mercado están hechas con nylon y otros materiales resistentes al agua como el poliéster. También son telas resistentes al rasgar, por lo que no tienden a romperse tan fácilmente cuando pegan con algo más.

De igual forma, fíjate siempre del tipo de capa impermeable que utilizan en la funda que vayas a comprar, ya que el secreto de la protección contra el agua está en este tratamiento que le ponen al nylon o poliéster. Busca el término 210T o 210D, que es precisamente esa capa que repele el agua y el polvo sin problema alguno. Con estas capas te aseguras de proteger tanto la bici como la funda.

  • Resistencia a los elementos

Con los materiales antes descritos, las fundas también son capaces de proteger contra elementos del clima como el viento, luz solar y el polvo. Estas capas y telas gruesas como la Oxford o el nylon de alta densidad mantienen la protección contra agua, nieve y hasta objetos que puedan caer sobre tu bici como ramas u hojas de los árboles.

  • A prueba de manchas

La misma capa de protección conocida como 210D o 210T de la cual te comentaba antes es capaz de proteger a la bicicleta y a la misma funda contra manchas y suciedad. Peso es que no importa cuánto tiempo pase la funda en uso o qué tantas inclemencias pueda sobrellevar, se mantendrá libre de manchas y fácil de lavar cada vez que la quieras guardar o darle un mantenimiento. Además, después de lavar, simplemente la cuelgas y dejas que seque un par de horas.

  • El presupuesto

El precio siempre es factor importante cuando vas a comprar este tipo de fundas. El precio siempre te da una buena idea de la calidad del producto, pero ten en cuenta que no siempre es necesario gastarse un montón de dinero por una de ellas, ya que también es posible encontrar fundas baratas con una excelente relación calidad precio.

Dicho esto, la mayoría de fundas de calidad suelen estar entre los 15 a 25€. Estos modelos en este rango de precios normalmente tienen todas las protecciones más importantes para tu bici como la impermeabilidad, resistencia a rayos UV, polvo y demás.

También es posible conseguir modelos más costosos, pero la verdad es que las ventajas no son tan grandes como para pagar 45 o 50€ por una funda de bici. Ahora bien, las fundas de menos de 14€ no son muy recomendadas, ya que muchas veces no incluyen todos los tipos de protección que necesitas.

  • Protección contra los rayos UV

Funda-azul-para-bici

Muchos usuarios, al pensar en el cuidado y mantenimiento de sus bicicletas, piensan directamente en protegerlas de la lluvia y el agua, pero los rayos UV pueden ser igual o peor de dañinos. Por eso te recomiendo escoger una funda que cuente con capa de protección UPF 40 o superior, la cual evitará que los rayos penetren hacia el interior y afecten el acabado y componentes de tu bici.

Además, estas fundas tienen protección contra el propio calor del sol, así que también evita que los componentes se recalienten, lo cual puede ser muy dañino para las partes de plástico y metal.

  • Seguridad

No siempre vas a usar la funda de tu bicicleta en casa, en el balcón o jardín, sino que a veces la necesitarás para proteger tu bici mientras la dejas candada en la calle durante tu jornada laboral, mientras haces las compras o cualquier otra actividad. Por ende, busca un modelo que incluya agujeros y aperturas para candar tu bicicleta en la calle con seguridad. De esta forma proteges la bici y la funda contra robos.

  • Elige el tamaño adecuado

Así como las bicis vienen en diferentes tallas y tamaños, las fundas también varían en dimensiones, por eso es importante asegurarnos de que la que compremos tenga el mismo tamaño o sea un poco más grande que nuestra bici. Así sabemos a ciencia cierta que le quedará perfecta.

Recuerda que debe cubrir del manillar a las ruedas, así que no sientas miedo de comprarla de un tamaño grande si es lo que hace falta.

  • Un ajuste correcto

Funda-para-polvo

Una vez que tenemos el tamaño adecuado para nuestra bicicleta, es hora de mirar cómo se ciñe a su forma. Si se trata de una funda elástica, debería cubrir completamente y de forma ceñida, mientras que los modelos no elásticos deberían tener algún tipo de correa o cinta de velcro que te permita ajustarla y cerrarla un poco más para que quede más apretada. Así logras que cubra toda la bici, que no queden espacios abiertos por los que pueda entrar agua o polvo, y que no se mueva o se salga si está expuesta a vientos fuertes.

Portabilidad

La mayoría de fundas son muy fáciles de plegar, pero también es importante que mires si viene con algún tipo de bolsa o barra de transporte. Algunos modelos incluyen una especie de tubo donde la puedes meter y llevar sin ocupar demasiado espacio, mientras que otras fundas vienen con una bolsa de almacenamiento bastante cómoda.

Lo que debes preguntarte antes de comprar una funda para tu bicicleta

funda-para-interiores

Como has visto, hay bastantes cosas en las cuales debes fijarte antes de comprar una funda para asegurarte de escoger la mejor, que tenga buenas características y que proteja tu bici de forma efectiva. Sin embargo, ayuda mucho que antes de ver cualquier funda, te preguntes un par de cosas sobre tu bicicleta y los sitios donde sueles dejarla.

Lo primero es pensar en las condiciones climáticas a las que se verá expuesta al aire libre. Si suele llover muy poco y hay mucho sol constantemente, entonces con que sea resistente al agua y proteja de los rayos UV será suficiente. Por el contrario, si vives en una zona de mucha lluvia y de inviernos fríos y hasta con nieve, céntrate más en la protección 100% impermeable y a prueba de polvo y tierra.

Piensa si vas a dejar la bici en la calle y, por ende, necesitarás que la funda sea compatible con candados y cadenas de seguridad. Por último, fíjate en el tamaño de tu bici. Uno de los errores más frecuentes que cometen los usuarios es escoger modelos muy pequeños para sus bicis y, en algunos casos, fundas demasiado grandes que al final no se ajustan correctamente y dejan partes sin proteger correctamente.

Las 7 Mejores Fundas Para Bicicleta

1. Funda para bicicleta Favoto FT0114

 41gIx7fV86L

Esta funda está hecha con tela Oxford 210D, que te garantiza excelente resistencia al agua, polvo y demás elementos que puedan hacerle daño a tu bicicleta. La parte interior también está cubierta en plata para proteger de la luz solar.

También tiene diseño antirrobo y se puede usar en bicicletas de hasta 29 pulgadas o 2 bicis de 26”. Es plegable e incluye bolsa de almacenamiento.

  • Admite hasta 2 bicis

2. Funda para bicicleta Faireach

 31AhaxCnEKL

Aparte de su elegante acabado y fabricación en tela 210D que ofrece alta resistencia ante agua, polvo, tierra y rayos UV, este modelo incluye varias ventajas más.

Es que cuenta con dos agujeros de bloqueo en la rueda trasera para usar cadenas y candados y evitar robos. También tiene hebilla en la parte de abajo para mejorar la sujeción y trae bolsa de almacenamiento impermeable.

  • Para bicis de 29”

3. Funda para bicicleta Ohuhu

 316PUIEaXfL

Se trata de una funda de nylon 190T a prueba de viento y de agua, así que la puedes emplear en zonas lluviosas o con humedad. También ofrece resistencia UPF 40 contra los rayos ultravioleta.

Tiene agujero delantero para colocar candados y seguros para evitar robos, cinta elástica con hebilla para asegurar una buena sujeción incluso con mucho viento y una bolsa de transporte.

  • Protección UPF 40

4. Funda para bicicleta Senders

 41aWPjdHjgL

Hecha con nylon 190T y recubrimiento contra los rayos UV, esta funda protege contra el agua, polvo, tierra, la luz del sol y hasta nieve. También resiste rasguños y tiene elásticos y cierre de hebilla en la parte delantera para ajustarse mejor a la forma de la bici, incluso cuando haya mucho viento.

Sirve para bicicletas de hasta 29” e incluye agujeros para cadenas.

  • Compatible con cadenas

5. Funda para bicicleta AngLink

 41D-xVkZw1L

Está hecha con una de las telas más resistentes, la Oxford 210D, que protege contra el agua, polvo, tierra y luz solar, además de que es más resistente a rasgaduras que los modelos 180T y 190T.

Es de doble costura termosellada, tiene doble agujero para candados y cadenas, y además incluye una banda elástica y correas ajustables con hebilla para mejor sujeción.

  • Con tela Oxford 210D

6. Funda para bicicleta Fucnen BKC-81-A

 51WHetQQGdL

Con un nivel de protección UPF 40+, esta funda puede ser usada durante el verano o en zonas con mucha luz solar, ya que resiste de forma excepcional. También ayuda que está hecha con tela Oxford 190T, la cual resiste agua, lluvia, polvo, tierra y arañazos.

Tiene dobladillo elástico y hebillas para resistir el viento fuerte. Incluye bolsa de almacenamiento.

  • Se ajusta firmemente

7. Funda para bicicleta Otumixx

 41rESiLaC8L

Hecha con poliéster 210T de alta densidad, se trata de una funda resistente al agua, polvo, tierra, luz solar y hasta arañazos. Incluye par de orificios para utilizar candados o cadenas en la rueda delantera y garantizar la seguridad.

Tiene hebilla y cinta elástica para garantizar un buen ajuste, se puede usar para bicicletas hasta las 29” y además incluye bolsa de almacenamiento.

  • Poliéster 210T que resiste todo

Tipos de fundas para bicicleta

Ya hemos hablado antes de que las fundas pueden venir en diferentes tamaños y con diferentes grados o tipos de protección. Pero, ¿sabías que también las podemos separar en al menos dos categorías? Pues sí, dependiendo del uso para el cual estén diseñadas, las fundas pueden variar:

  • Para exteriores

 41LioI2mTgL

Deberían ser muy robustas y resistentes, tanto a los elementos como al uso, desgaste y riesgos del uso en exteriores. Los materiales de este tipo de funda suelen ser de alta densidad y resistencia, como el poliéster o mezclas con nylon que den lugar a telas que soporten rasgaduras y, las inclemencias del tiempo, desde lluvia y humedad, hasta los rayos ultravioleta o el polvo y tierra.

Como están diseñadas para exteriores, también suelen venir con agujeros y aberturas hechas para candar la bici en la calle, al mismo tiempo que la parte inferior normalmente cuenta con una cinta elástica que se ajusta de forma ceñida a las ruedas de la bici para evitar que la brisa la suelte.

  • Fundas anti polvo

 51sBw3W8AaL

Ahora bien, en casos en los que solo sueles dejar tu bici guardada en espacios interiores como garajes, una habitación o hasta el balcón, existen las fundas anti polvo, las cuales son un poco menos robustas y resistentes, pero de igual forma pueden proteger contra polvo y tierra, así como de humedad o lluvias leves.

No suelen venir con aberturas para usar candados, ya que no están pensadas para uso en exterior. Además, el ajuste en la parte inferior puede variar, con modelos que se ajustan muy bien a las ruedas, y otros que quedan un poco más sueltos.

Los riesgos de no proteger tu bici con una buena funda

Al dejar tu bici guardada o parada en exteriores sin una funda estarás reduciendo su vida útil de forma sustancial. Es algo tan simple como aceptar el hecho de que la humedad, el polvo, el viento y hasta los rayos del sol afectarán negativamente los componentes de la bicicleta. Desde las cadenas y piñones hasta los frenos o la dirección, todos los componentes se pueden dañar por el óxido o partículas de polvo y tierra que se van acumulando en su interior con el paso del tiempo.

Y, aunque muchas veces esos daños saltan a la vista después de un buen tiempo, es cierto al uso se notan mucho más rápido, ya que empiezas a sentir que va menos fluida, que los cambios ya no van tan suaves como solían ser y más.

Limpiando tu funda para bicicleta

Ahora bien, la funda protege a tu bicicleta del polvo, lluvia, rayos del sol y cuanta cosa se le aparezca en frente. Pero, ¿quién protege a la funda? La respuesta es muy sencilla: tú.

Es importante que cada cierto tiempo te tomes un rato para lavarla bien y quitar el polvo y suciedad que se van acumulando, recuerda que esto puede dañar la tela y las capas que se le aplican para proteger contra rayos UV y el agua, así que más vale quitar esa suciedad al menos una vez al mes para garantizar que se mantenga siempre en buen estado.

Muchos modelos se pueden lavar en lavadora, aunque otros puedes hacerlo a mano. Si tienes un jardín, puedes coger una manguera y eliminar los residuos fácilmente. También fíjate en puntos exactos donde haya mayor acumulación de suciedad o alguna mancha fuerte y coge un cepillo con jabón. Seguramente saldrá con facilidad.

Luego es cuestión de dejarla secando un par de horas y listo, como nueva.

Las preguntas más frecuentes de nuestros usuarios

🚲 ¿Debería cubrir mi bicicleta con una funda?

Sí, totalmente. Es importante que protejas tu bicicleta del polvo, tierra, lluvia, rayos del sol o hasta nieve en todo momento para evitar desperfectos y que los componentes se deterioren.

Ahora bien, recuerda que las fundas también requieren un mantenimiento y cuidados, así que trata de lavarlas cada cierto tiempo.

🚲 ¿No pasa nada si le llueve a mi bicicleta?

La lluvia es uno de los peores enemigos de una bicicleta y la irá dañando poco a poco, por dentro y por fuera. Es que el agua puede entrar por pequeños espacios en el marco o meterse entre los piñones y cadena, lo cual hace perder engrase, genera ruidos y, al final, la bici pierde fluidez. Por eso es ideal protegerla con una buena funda para bicicleta impermeable.

🚲 ¿Se puede dejar la bicicleta afuera durante el invierno?

Idealmente no, ya que puede haber humedad por las lluvias o nieve en caso de que vivas en una zona más fría. Ahora bien, si te ves obligado a hacerlo, entonces hazlo siempre con una funda de bicicleta para exteriores y con protección contra lluvia, nieve y partículas de polvo y tierra. También asegúrate de proteger la cadena y piñones con engrasante a prueba de agua.

🚲 ¿Es malo lavar la bicicleta con agua?

Si usas el agua con cuidado, no deberías tener ningún problema, ya que te ayuda a sacar manchas, sucio y tierra de la bici. Sin embargo, evita usar mangueras o agua a presión para no dañar rodamientos, frenos o cualquier otro sistema interno delicado.

🚲 ¿Las fundas para bicicleta evitan el óxido?

Sí, ya que evita que el agua, lluvia y polvo entren en tu bicicleta y hagan estragos. De todas formas, si vives en una zona con humedad, trata de quitar la funda cada cierto tiempo y airear un poco para evitar que se forme humedad y hongos en la parte interior.

🚲 Si no tengo un garaje, ¿dónde puedo guardar mi bici?

Puedes comprar ganchos o racks para colgarlas en la pared. Hay modelos para 3 o hasta 4 bicicletas. También las puedes guardar en una habitación o en el balcón o jardín.

Deja su mensaje